Intelligenia Soluciones Informáticas

Tecnología y salud

sábado, 27 de enero de 2007

Estaba en la ducha esta mañana cuando me he preguntado ¿Qué hace la tecnología por nosotros, por nuestros cuerpos?. La respuesta ha resultado tan amplia y a la vez tan evidente que no merece la pena mencionar ni uno solo de sus puntos. El caso es que la pregunta siguiente es, sin duda, ¿Qué puede hacer la tecnología por nuestra salud, que no hace ya?. Aquí la respuesta también resulta muy amplia.

Por ejemplo, un conocido mío está trabajando en un proyecto llamado Quirófano Software Libre -espero poder contar algo de él más adelante- y lo que pretende es, si no lo he entendido mal del todo, unificar o interconectar todos los dispositivos y elementos tecnológicos presentes en un quirófano y usar para ello software libre. De esto naturalmente yo se bien poco, porque no soy médico ni cirujano. Sin embargo imagino que en un quirófano hay una gran cantidad de equipos electrónicos de precisión que disponen de interfaces de comunicación y pueden, en definitiva, controlarse o monitorizarse mediante un ordenador. Y es que parece que la cirujía ya no es lo que era... ahora se oye hablar mucho de eso de la "cirujía mínimamente invasiva", MIS en inglés, y parece que para trabajar de ese modo se necesita un gran soporte tecnológico.

Dejando de lado el ejemplo anterior, convivimos día a día con mecanismos y sistemas que aún no están todo lo perfeccionados que deberían estar. Así por ejemplo el programa de Tele-Asistencia del SAS, del que mi abuela es beneficiaria, instala un dispositivo de emergencias en la casa, conectado al teléfono, que permite la comunicación inmediata con los operadores del servicio de Tele-Asistencia presionando solo una tecla. Además, y esto es lo interesante de la idea, se dota al "tele-asistido" de un mando a distancia para emergencias, un pequeño pulsador que deben llevar colgado en todo momento y que, al ser pulsado, avisa a estos operadores. A parte de eso, en lo que a tecnología se refiere hay poco más: los operadores parecen tener a su disposición, de modo inmediato al inicio de la comunicación, el historial de la persona con la que hablan.

Sin embargo el ingenio de todo está en la parte menos tecnológica: Se entrega copia de la llave de la casa a varios vecinos, conocidos que deben vivir cerca del domicilio. En caso de emergencia, los operadores contactan con ellos y les envían a la casa a comprobar el estado del "tele-asistido", de modo que la respuesta inicial es casi inmediata.

Lo que quiero decir es que parece que la tecnología en sí no es demasiado avanzada. Si con tan poco podemos lograr tanto... ¿cuanto no podemos hacer con toda la tecnología de la que disponemos?

Otro ejemplo de esto son los sistemas de ayuda a discapacitados. En el caso de las discapacidades motrices, la mayoría de estos sistemas no pasan de ser una silla de ruedas con batería y un motor. Parece que todos los esfuerzos en este sentido están destinados a posibilitar la vida digna a estas personas, pero nos limitamos al mínimo esfuerzo. En efecto es importante que los minusválidos puedan acceder a todos los servicios a los que accedemos nosotros, que con su silla de ruedas puedan desplazarse por toda la ciudad y entrar a los edificios usando rampas... y por desgracia aún queda mucho para lograr solo eso. Pero ¿nos hemos planteado la dificultad que para ellos supone?

Cuando camino con mi abuela, que está "muy mal de los huesos", me resulta muy molesto tener que dar un rodeo para subir por la rampa y evitar los escalones. Y yo ando a una velocidad normal, ¿cuanto más molesto no será para el discapacitado que usa su silla de ruedas, mucho más lento y con más esfuerzo que nosotros?. Cuando desde el sofá me doy cuenta de que la luz de la cocina se ha quedado encendida, me supone un esfuerzo considerable levantarme a apagarla. Este esfuerzo debe multiplicarse si necesitas un andador. La domótica tiene mucho que decir en este sentido, y no se está explotando para nada.

El caso es que, como vengo defendiendo en los últimos posts, la tecnología de la que disponemos está infrautilizada. Podríamos hacer auténticas maravillas para mejorar la vida de las personas (la nuestra misma) con una pequeña inversión. Podríamos ahorrar a los discapacitados tener que levantarse a encender la luz, o podríamos crear caminos virtuales en las ciudades por los que los ciegos pudiesen caminar tranquilamente guiados por un dispositivo electrónico (y no limitarnos únicamente a los semáforos). En medicina seguramente se podrán hacer también auténticas maravillas (me gustaría saber más de este tema).

Además, no es que no se investigue. Es decir, si tenemos toda esta tecnología es porque alguien ha trabajado en ella. Por ejemplo en el departamento de Arquitectura y Tecnología de los Computadores de la UGR tienen un proyecto llamado CORTIVIS que pretende crear una retina artificial y dotar a los invidentes de ciertas capacidades de visión mediante un implante cerebral. Se logra la tecnología, se inventan multitud de cosas que pueden parecer increíbles, y luego se quedan guardadas en un cajón sin uso alguno.

Pero, volvemos a lo mismo. Si la tecnología está ¿que es lo que falta? ¿Iniciativa? ¿Inversión? ¿Demanda?. Puede que falte un poco de cada cosa... y en esto las autoridades tienen mucho que hacer (España está -sigue- a la cola en gasto en I+D+I y encima se está planteando el terminar con la Ingeniería Informática tal y como la conocemos). Y lo que sobra, también, es la especulación... cuando alguien invierte quiere maximizar sus beneficios; se pone un precio alto y se va bajando conforme se agota el mercado dispuesto a pagar ese precio.

Una de las metas que me mueven a trabajar en el proyecto intelligenia es cambiar, aunque solo sea mínimamente, la situación actual, comenzar a utilizar la tecnología de la que disponemos y a acercarla lo más posible al común de los mortales (me comentaban el otro día que las paredes de la casa de Bill Gates cambian de color según su estado de ánimo).

4 comentarios:

  1. Vaya error que has cometido... mencionar retinas artificiales y CORTIVIS por aquí xD Prepárate a leer un rato:

    El año pasado hice el proyecto con un título así como "Sistema de visión utilizando retinas artificiales" (no es exactamente eso, pero es la idea). En ATC existen 2 retinas artificiales desarrolladas por unos investigadores americanos y yo me dediqué a "intentar" echarlas a andar y detectar movimiento a partir de ellas.
    La idea del proyecto era que la propia retina ya realiza un procesamiento bastante completo de la imagen (detecta bordes, indica zonas que se mueven de claro a oscuro y vicerversa,...) y eso teniendo en cuenta que los chips con los que yo trabajé no detectaban color y sólo tenían una resolución de 32x64 píxeles. También es sorprendente el sistema de comunicación que usa. En vez de enviar toda la imagen, sólo se transmiten spikes (impulsos) de las células de la retina que detectan información relevante. Si no se producen cambios en la imagen, no se transmite nada, y el cerebro mantiene la última configuración que detectó (por eso parpadeamos o movemos ligeramente los ojos, es como refrescar la imagen de la retina).
    Mi trabajo consistió en realizar una especie de detector de movimiento partiendo de la información que transmitía la retina. No voy a entrar en más detalles (si a alguien le interesa que me lo diga y nos echamos un café tranquilamente).

    Por otro lado, CORTIVIS no trabajaba exactamente con retinas artificiales. La idea era que "disparaban" (literalmente) una matriz de microagujas en el cerebro de una persona que tenía daños en el nervio óptico o en el ojo y retransmitían la información que veía unas cámaras al cerebro por medio de impulsos. De esta forma, la persona "veía" objetos lo suficientemente bien como para distinguirlos, aunque no con la suficiente resolución como para ver detalles. Aquí en Granada, lo que hicieron fue un software para ayudar a la gente implantada a aprender a ver con sus nuevos ojos. Si alguno tiene mucho interés en el tema, le puedo pasar el email de algunos compañeros del departamento que trabajaron en el proyecto (por ahora están parados a la espera de subvenciones) y ellos os lo comentan con más detalle.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por ilustrarnos, Sarita...

    Lo mejor es lo último: "Ahora están parados a la espera de subvenciones"... así que lo que falta es dinero... que rabia coño.

    ResponderEliminar
  3. "Estaba en la ducha esta mañana cuando me he preguntado ¿Qué hace la tecnología por nosotros, por nuestros cuerpos?"


    xDDDDDDDDDDDDD ¿En qué parte estabas pensando concretamente?

    ResponderEliminar
  4. Pues, aunque parezca increíble, no pensaba en esa parte... pero para eso también hay ingenios tecnológicos alucinantes. :)

    En realidad fue más bien pensando en la temperatura del agua y esas cosas... empecé pensando en que debería ajustarse sola a nuestro gusto en función de la temperatura ambiente y eso. Luego ya me fui a otras historias...

    ResponderEliminar